Muebles Tejeda - Productos, ofertas, noticias

Artículos

Cómo cuidar sus muebles

hace 26 días

Los muebles, por lo general, no requieren cuidados demasiado especiales ni complicados dentro de su uso diario.

Si tenemos que moverlos de sitio, vaciaremos antes lo que contengan dentro, para que pesen lo menos posible y su estructura no se resienta, por ejemplo los armarios. En su uso habitual trataremos de no llenarlos en exceso, evitando forzar los cajones y puertas al empujarlos para que queden cerrados. De este modo protegeremos las bisagras, los fondos de los cajones, y las traseras.

Para la limpieza de maderas barnizadas, lacadas, y melaminas, utilizaremos un paño limpio y suave, ligeramente humedecido con agua para que atrape el polvo, y posteriormente pasaremos otro paño seco. Esto es suficiente para su mantenimiento.

Si el mueble presenta manchas como huellas de dedos por ejemplo, podemos añadir una pequeña cantidad de jabón neutro al paño humedecido, pasando después otro paño humedecido, pero sin jabón, y un último paño completamente seco.

Salvo indicación del fabricante, nosotros no recomendamos la utilización de sprays y ceras, o líquidos para el cuidado de las maderas. El mismo cuidado habremos de tener con los productos de forja, latón, y acero, un paño humedecido primero, y después otro seco, es suficiente.

Si encontramos manchas de tinta o rotulador en un mueble fabricado con melamina, es efectivo frotar ligeramente con un algodón empapado en alcohol, eso disolverá la tinta sin dañar la superficie del mueble pues es un material bastante resistente.